Los cortes de luz ascienden en el último año

El sistema de suministro eléctrico existente en cada país, posee sus normas internas; que van desde construcciones centrales, subestaciones, creación de redes eléctricos, hasta facturación de consumo; la electricidad se conduce a través de cables que van desde la central eléctrica hasta las viviendas, a través de transformadores que equilibran el voltaje que requiere los equipos que tenemos en el hogar. El precio de la factura se eleva cuando no guardamos precaución de lo que consumimos.

La transformación que ocurre en una comunidad, en sus diferentes aspectos de desarrollo vienen por la demanda de la población; lo que se necesita para alimentarse, que energías necesitan para subsistir; asi como necesitamos de agua y comida, también necesitamos de los fenómenos de la naturaleza, que generan energía y que son de vital importancia para el desarrollo humano que siempre va acompañado con el medio ambiente en el cual habita.

En resumen, el sistema de  suministro de electricidad en cada ciudad genera un conjunto de gestión e inversión, que son útiles para que pueda generarse, transportar, transformar y distribuir la energía eléctrica, el sistema económico o el medio en que se desenvuelve la economía de una ciudad, por eso la energía eléctrica de consumo debe estar integrada a la organización económica de la zona porque de esto depende la organización, planificación, remuneración, distribución y comercialización del servicio de luz con los entes del mercado interno y externo; son múltiples las empresas que son creados con la finalidad de participar en esta actividad ya que genera inversión, gastos, pero también dividendos y es fuente de empleo para la población existente. Es muy importante la responsabilidad de los clientes o beneficiarios del servicio eléctrico en la cancelación de la factura de consumo.

Los cortes de la electricidad por impago

El importe que aparece en las facturas del servicio eléctrico, es de acuerdo  al convenio nuestro y la empresa comercializadora de la electricidad de la localidad donde habitamos; hay una relación entre la cantidad de equipos y electrodomésticos que tenemos en nuestros hogares y la potencia que necesitan estos para funcionar. Hay modalidades diferentes en cada zona, en el costo de la factura; esta trae una relación de consumo que es necesario conocer para evitar el exceso y pérdida de energía eléctrica y participar en el ahorro energético.

El dinero recaudado en la factura que recibimos por el consumo eléctrico, es destinado a cubrir una serie de gastos que se producen para el consumo de la energía eléctrica. Al obtener el servicio, participamos en la actividad económica de la empresa responsable de la localidad; como clientes somos parte del proyecto y debemos conocer cuáles son las limitaciones y ventajas del importe de la factura. El dinero recaudado generalmente es destinada a los gastos de generación de electricidad aquí están incluidos las construcciones, mantenimiento y funcionamiento de la planta principal generadora. Otro gasto se inicia cuando la electricidad debe ser transportada y distribuidas a través de redes eléctricas para que puedan llegar a su destino. Los gastos administrativos son manejados con políticas internas de cada empresa, como nóminas, oficina, convenios contractuales. Para el beneficio del personal de la empresa y otros.

Lo que sí es alarmante es el ascenso de los cortes del servicio eléctrico en las localidades por no pagar la factura cuando debe hacerse. Puede darse el caso que al cambiar la modalidad de cobro, ya sea mensual, trimestral, anual, se  acumulen las facturas y luego sea difícil cancelar; pero a esta situación también se suma que la tarifa de consumo aumente y se duplica el motivo del impago.

Las empresas y sus modalidades de pago

Hay empresas comercializadoras de energía eléctrica que se destacan por ser los que llevan el control de distribución y facturación en toda una región. Controlan todo lo referente a la energía eléctrica en más de un 80% de la localidad. En cambio hay otras comercializadoras que se distinguen por hacerlo en una zona en específico. Lo que sí es alarmante en el caso de estas grandes empresas, como deben manejar la actividad de pago de la factura y sobre todo si la factura no es cancelada a tiempo y esto genera la acción de suspender el suministro eléctrico mediante el corte del servicio. Ya que en la mayoría de empresas es una de las políticas internas, contempladas desde el momento cuando se obtiene el convenio o contrato de adquisición del servicio eléctrico.

Los porcentajes de cortes de luz son variados, algunas empresas comercializadoras manejan un aumento del 68%, otros el 20%; todo depende de los acuerdos y convenios de la empresa con los clientes que tienen en las diferentes zonas de la ciudad. En los países en los cuales hay inestabilidad económica, estos ofrecen descuentos en las facturas para facilitar al cliente el pago del consumo eléctrico y evitar el corte de manera continua.

Qué hacer cuando nos suspenden la energía eléctrica por impago

Antes de la suspensión del servicio recibiremos un aviso de la empresa comercializadora, notificando la suspensión por impago; en caso de llegar el corte pero todavía está el medidor o controlador, la solución es acudir lo más pronto posible a la oficina de recaudadora a cancelar. En el caso de que la empresa comercializadora quite el medidor o controlador, el precio se eleva porque además de pagar la factura pendiente, también se pagara el precio por restablecer o conectar nuevamente el servicio y esto lleva algunas veces tiempo, incluyendo semanas. Todo es cuestión de llegar a un acuerdo con la empresa comercializadora para evitar la suspensión.